jueves, 30 de junio de 2011

Felicidades San Sebastian

No lo digo con ningún tipo de ironía ni nada de eso, con sinceridad,  enhorabuena de verdad para esa ciudad que sin duda acogerá la capitalidad con mucho entusiasmo.
A todos os invito a que visitéis mi ciudad, Córdoba, que no seamos “capital europea de la cultura en 2016” no quiere decir que todo lo que tenemos se lo hayan llevado, no, no, no, no. Todo lleva siglos y siglos en el mismo sitio, y por mucho tiempo seguirá así, por eso la paciencia junto con la multicultura es una de las virtudes de esta ciudad.

Plaza de la Corredera, ideal para una paradita.

 No se llevan nada, ni el Puente Romano, ni la Mezquita Catedral (casco histórico=patrimonio de la Humanidad), ni el Festival de Jazz, ni la Torre Calahorra, ni el Festival Internacional de la Guitarra, ni la Noche Blanca del Flamenco (flamenco=patrimonio inmaterial de la Humanidad), ni “la Chiquita Piconera”, ni Medina Al-zahara, ni la Judería, ni Cosmopoética, ni la Sinagoga, ni el Caballo Español (que fue creado por Felipe II en las caballerizas Reales de Córdoba) ni el Alcázar de los Reyes Cristianos, ni el Guadalquivir, ni el Palacio de Viana, ni los Patios de Córdoba, ni las Cruces, ni la Feria,  ni la Plaza de la Corredera, ni los Baños árabes, ni el Templo de Claudio Marcelo, ni  las bodegas de vino Fino, ni el jamón ibérico de los Pedroches, ni el Flamenquín y el Salmorejo, ni la “Calleja de las flores”, ni el tren de alta velocidad, ni el Festival Utopía, ni el Festival Internacional de música Sefardí, ni las obras filosóficas de Seneca/Averroes/Lucano o Maimónides, ni la Autovía del Sur, ni la Torre de la Malmuerta, ni Sierra Morena, ni la Plaza del Potro, ni la plaza de Las Tendillas……ni…… ni….
Juderia

Nada, nada se mueve de aquí, todo el conjunto monumental y cultural de esta ciudad seguirá donde está, ha si ha sido durante miles de siglos, el año que viene y el otro, y dentro de otros tantos siglos más, así que tomároslo con mucha tranquilidad, porque así seguirá siendo…..

           Aqui os dejo un video, un botón de muestra de la ciudad, sólo un botón de muestra.


jueves, 16 de junio de 2011

Viaje a Isle of Man a traves de Reino Unido

Todavía estoy digiriendo todo mi viaje a Isle of Man, aún no puedo creer  que estuviera allí, donde nació la primera prueba motociclista de la historia, y es que los objetivos están tan lejos como tú los quieras ver…..


Dicen que el espíritu de los que lo  iniciaron sigue inalterado después de más de 100 años y así me lo ha parecido a mí, añejo, autentico, original, verdadero. Tengo en la retina lo que he visto, y escuchado,  “no puede ser”… no he visto nada sobre la tierra tan rápido como esas motos por mitad de un pueblo, farolas, bordillos, buzones, postes….. nada importa, solo hay pista, 60 km por delante memorizados (¿?) y un cronometro para comérselo a fuerza de una lucha endiablada y encarnizada con la carretera y la moto, se miden entre ellos? O a si mismos?
Para los que quieran conocer la historia del TT Isle Of Man, aquí os dejo un enlace con un articulo que me ha parecido muy bueno.
El día 1 viajamos hasta Santander para coger el barco que nos llevara a Plymouth, después de todo un día conduciendo, todo un día descansando…. teníamos 23 horas por delante en barco hasta llegar a puerto.  A la llegada nos dirigíamos hasta Newqway en el condado de  Cornwall, un pueblo enteramente surfero,  con ambiente muy playero, que yo no sé con el frió que hacia como se podían meter en el agua, vimos hasta focas por la costa, pero estos guiris (los llamo guiris aunque estén en su tierra) disfrutaban como si fuera cualquier día de julio en Cádiz vamos. Al día siguiente nos lo tomamos de descanso porque esa noche teníamos tantas ganas de salir, que salimos, vaya que si.

A la mañana siguiente el destino era Oxford y pasamos por Stonehenge, un montón de piedras que son antiquiiiisimas, no se sabe por que se construyeron ni para qué, pero ahí están, quien les iba a decir que iban a ser más famosillas por la pantalla del window.    


Tambien hicimos parada en Exeter, que tiene una catedral preciosaaa, con la nave gótica mas larga de Europa, y un montón de historia en sus muros, ….pero la vimos solo por fuera.
La tarde la pasamos en Oxford de paseo y cervecitas, al día siguiente enchufábamos hacia Heysham, para embarcar hacia la Isla, como el barco salía hacia las 2 de la madrugada, nos fuimos al pueblo de al lado Lancaster, total que otra tarde de paseo y cervezas, la noche nos esperaba dentro del barco.
El día 6 pisamos por fin la Isla de Man, son las 7 de la mañana, después de montar la tienda en el camping nos vamos a los boxes en el mismo Douglas, hoy hay carrera. 

Aparcamos en el “pit lane”….”aquí no pasa ná”, estuvimos por todo el paddok, mejor dicho, dentro, vimos como preparaban las motos, cada cual se monta su carpa donde esta su propio taller y hospedaje, dan entrevistas en sus propios recintos, y todo el mundo puede anda por allí.
No sabíamos la hora de carrera, probablemente  anunciaron por megafonía 700 veces “!que quitéis las motooooooooooooooooos!!!!!!!! Asi que allí estaba el guardia con los brazos en jarras, esperando que tres guirilones (nosotros) quitásemos la moto del pit lane,  la carretera ya estaba cortada, todo preparado, bajamos unos metros para salir del recinto, ondeándonos banderas amarillas y rojas indicándonos la salida. Ah la que decía que “no pasa na” era yo………….
Vi mi primera carrera en Man, en medio de un pueblo y en silencio absoluto empezaron a pasar balas.... eran balas!!! Por Dios, yo miraba a los de a mi alrededor y veía a la gente haciendo anotaciones en sus programas, en silencio, pero, ¿pero no han visto eso?...seguramente unas cien mil veces más que yo.

Padres, madres, niños, abuelos, abuelas, cuñados.... nadie perdía detalle y atentos a la megafonía, o con las radios pegadas a las orejas. Me dije:  "Esto es otra historia"

Para las posteriores carreras nos trasladamos a Ramsey por la carretera de la costa, en este punto pudimos verlos pasar un poco más lentos, pero de igual modo esquivando, postes, farolas y esquinas.


Es todo un evento para la isla, se monta una feria que flipas, y todo el mundo participa de ella. El TT ya no puntúa para el mundial,  las leyendas, las anécdota, las historias que albergan esta carrera la hacen inimitable, la forma de ver la moto, de mirar, de escuchar y de callar son diferentes de cualquier otro lugar, es inseparable a la isla. La peregrinacion de aficionados de todo el mundo que allí vamos cada año la hacen,aún si cabe,más mítica.

El segundo día no había carreras, así que hicimos el recorrido entero del circuito, parándonos, por supuesto, a tomar unas cervecitas en The Raven, el puente donde se ven volar al pasar, alli coincidimos de nuevo con unos compañeros de Albacete y Salamanca, ya nos habíamos encontrado antes en el barco de Santander. Nos estuvimos contado cosillas al lado de unas pintas. Que bueno es viajar y encontrarse con personas agradables por el camino. ¡Suerte chicos! a seguir disfrutando!!
 
Continuamos hacia la Mountain Snaefell, un tramo de montaña "one way"... balizada en un solo sentido,  aún no sigo el ritmo de mis compis de viaje asi que la Mountain la hice sola, nada más terminar los conos de balizamiento que ya te indican "to pa ti" delante mía se pegan una "ostia", nada serio, el muchacho que entro con tantas ganas que se pego un rozón contra un muro, se levanta, mira la moto, se sacude, y por el espejo retrovisor vi que continuaba. Me parecía estar viviendo un episodio del Joe Bar Team.
Al día siguiente nos situamos en una curbita guapa, sentados con los pies casi en la pista solo vimos media carrera, fue suspendida por lluvia.



Embarcamos esa misma noche, llegamos a Liverpool a las dos de la mañana así que nos metimos en ruta, descansamos en alguna gasolinera y de nuevo hacer turismo, Castillo de Wurkick, Circuito de Silveston, Statford el pueblo de Shakespeare.

Y llegamos a la hora de la cervecita a Londres, nuestro alojamiento en Nottin Hill,asi que no nos falto lugares donde tomarla. Los dos días siguientes de turismo, viendo lo que hay que ver, Sojo, Cover Garden, Abadia de Westminster, el Big Ben, Tower Bridge......



Iniciamos el regreso a Plymouth el 12 bien prontito, lloviendo, lloviendo, lloviendo, no me  ha caido nunca tanta agua encima, ya creía que estava dentro de una pecera, veía pececillos pasar a través del casco, y aquellos personajes de dibujos que eran los Snorkels, agua y más agua. Pero de nuevo teníamos toda la travesía para descansar.
12.30 de la mañana Santander, 8.30 de la tarde Córdoba y acaban estas vacaciones.

Viajar por Reino Unido me ha gustado mucho (cuando no llueve) es como viajar a través de un gigantesco jardín. Me he quedado con más ganas de Isla, de volver a vivir una autentica carrera, estoy convencida de que la Isla tiene muchos otros rincones fantásticos por ver.

Mi primer viaje a Isla of Man ha sido con los mejores compañeros con los que podía viajar, gracias,  no cuento todas nuestras anécdotas, porque solo nosotros nos reiríamos al recordarlas, los calcetines de From, "la culpa es de los guirilones", la ventana del Princes Albert, el tio del térmico, el león de la Isla.......   pa nosotros se queda.
Hay que repetirlo.

......hoy me iría a vivir a la Isla Of Man