jueves, 17 de mayo de 2012

De Costa a Costa en Harley

AVIS Y EFFIE HOTCHKISS
Madre e hija, se fueron desde Nueva York a California para asistir a la Feria Mundial de San Francisco. Fueron las primeras en cruzar EEUU montadas en una Harley de tres velocidades V-Twin tardando dos meses en hacer la ruta.
Effie, empleada de banca en Wall Street, Nueva York, soñaba  con un gran viaje en motocicleta. En 1915 la Cámara de representantes de los Estados Unidos rechaza la propuesta sobre el derecho al voto de las mujeres, en ese contexto y después de recibir una pequeña herencia de la venta de una finca familiar, Effie se compra una Harley-Davidson de tres velocidades V-Twin, y decidió que quería echar una mirada a la Costa Oeste y asistir a la Feria Internacional de  San Francisco.
                                    Su madre, Avis Hotchkiss, en contra de lo que se pueda pensar, no se negó a permitir a su hija embarcarse en este viaje sola, … se unió a ella. Así que para dar cabida a la robusta Avis, a la Harley era necesario acoplarle un sidecar. Dadas las condiciones, la máquina fue llevada al extremo mas allá del límite que había imaginado la fabrica.
En un incierto territorio, donde lo de menos eran las inclemencias meteorológicas, las carreteras pavimentadas no existían y aun había indios y vaqueros,  se convirtieron en la “comidilla” de los pueblos y la gente del campo, y en titulares de los periódicos locales.
Tardaron dos meses en tocar la costa del Pacifico, fue en San Francisco donde Effie conoció a su futuro esposo, a quien atropello en la calle cuando se cruzó por delante de su motocicleta.
Pionera en el concepto de viaje Cross-country en moto, fue un ejemplo de ideales : “todo es posible si pones tu mente en ello”. En su diarioRuedas en mi cabeza” revela su forma de pensar con humor y su resolución, con una visión de futuro acerca de la vida. No había reglas estrictas para ella, ni de cómo debía vivir según los estándares y círculos sociales de la época.  La motocicleta fue la compañera perfecta para la tenacidad y espíritu libre de ambas mujeres.


miércoles, 9 de mayo de 2012

Tomoe Gozen, la mujer Samurai

Existió una mujer guerrera samurái japonesa. Fue la bella Tomoe Gozen que, además de ser reconocida como samurái de alto rango, era temida por sus enemigos, se dice que “estaba preparada para enfrentarse al mismísimo diablo”. Maestra con la naginata, una especie de lanza de madera con una hoja metálica acoplada.
La destreza con este arma le dio fama legendaria. Siempre dispuesta a la lucha era excelente arquera y dominaba a la perfección el manejo de grandes caballos por escarpadas pendientes. Su muerte, defendiendo a su amado esposo, el general Minamoto Yoshinaka, en un desigual combate, la convirtió en un mito.
Se estima que nació en torno a 1157. Su nombre significa “circulo perfecto”, y como todas las mujeres de familias samurái fue introducida en el arte marcial de la Naginata Jutsu, actitud necesaria, ya que las mujeres eran las responsables de la defensa de las haciendas cuando los hombres no estaban.
Le toco vivir en una época de enfrentamiento de clanes japoneses, el clan TAIRA y el clan MINAMOTO, se conocen como guerras GEMPEI (1180-1185). Finalmente el clan Minamoto se alzó con la victoria proclamando el primer shogunato de Kamakura. Con su naginata, su armadura y su caballo, Tomoe se distinguió durante esas luchas, cuenta la leyenda que en un solo combate fue capaz de acabar con 20 guerreros enemigos. Su imagen a quedado reflejada en multitud de pinturas y relatos japoneses.
El joven general de gran prestigio Minamoto Yoshinaka (general Kiso) envuelto en tramas y conspiraciones, fue abandonado por sus guerreros, todos…. excepto cuatro leales entre los que se encontraba su esposa Tomoe. En la batalla de Awazu (1184) perecio luchando junto a su marido.
La leyenda, el mito y sus historias han llegado al comic y al cine.