viernes, 20 de julio de 2012

DOROTHY “Dot” ROBINSON

Siendo abuela por tercera vez, todavía montaba en su Harley color rosa (con una barra de labios integrada, por supuesto) hasta 1998 que tuvo que renunciar a ella por problemas de rodilla. Murió en 1999 habiendo montado más de 1 millón y medio de millas sobre 35 motocicletas, siendo madre, esposa, abuela, piloto, campeona, mujer empresaria, mensajera, aficionada y promotora, y todo ello… siempre bella, manejándose como una dama.
Nacido el 22 de abril de 1912, en Melbourne, Australia, Dot Robinson fue  motociclista antes de que ella naciera.  Cuando su madre se puso de parto, su padre, James Goulding cargó a su esposa  en un sidecar, y salió corriendo al hospital.
Goulding era diseñador de sidecar y piloto amateur, y sus diseños se caracterizan por su fiabilidad.  En 1918, Goulding se mudó a Estados Unidos para ampliar su negocio con sidecar y finalmente se estableció en Saginaw, Michigan, donde la familia compró una concesionaria de motocicletas. Dot creció en torno a las motocicletas y comenzó a montar a una edad temprana.
 
En 1930 con su padre compitieron en “El Enduro del día de Acción de Gracias”. Siendo objeto de todas las burlas posibles, “la mujer y el viejo” …… llegaron en primer lugar.
En 1940 gana la carrera alpina Jack en la categoría sidecar. Ella era la conductora. Fue la primera mujer en ganar el Nacional AMA, de 51 pilotos solo terminaron 7……. Volvió a ganar en 1946.
Conoció a su futuro marido Earl Robinson, mientras trabajaba en el concesionario cuando estaba en la escuela secundaria, y quien le enseñaría a montar en su Harley Davidson. Se hicieron cargo del concesionario, que trasladado a Detroit se convertiría en uno de los concesionarios más fructíferos de la nación, en plena “Gran Depresión”, hasta 1971.

Paso la década de los 30 compitiendo en carreras de resistencia. Gano el Campeonato estatal de Michigan y el de Ohio, preparándose para la Carrera de Resistencia Nacional, pero el director de la AMA se lo puso complicado, entonces ella reunió miles de firmas para hacer la petición, las metió en una caja de cartón,  entro a su despacho y donde él se encontraba sentado, se la volcó sobre la mesa. Más tarde se hicieron amigos, incluso Dot apoyo la creación  del museo de la fama.
Compitió en muchas maratones de 24h, (para ver quien registraba el mayor nº de km en una pista ovalada), entre 1955 y 1962. La norma era, que una vez comenzado no se podía abandonar la pista sino era para repostar o darse un baño. Su estrategia fue dormir las primeras 8 horas y cuando todo el mundo estaba cansado saltar a la pista las últimas 16 horas…. Y ganar.
1947, su etapa de mensajera durante la 2ª G.M.
Siempre prestaba atención a su apariencia personal, todo el que habla de ella la recuerda con su impecable maquillaje y su atuendo siempre a la moda, y lista para la cámara, entendía que la moto y la mujer no tenían porque ser incompatibles sino todo lo contrario. Ella quería demostrar que podía ser una “dama” incluso montando en moto, así que dejo de utilizar los trajes de cuero negro, e inicio la era del cuero rosa…

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alguna sugerencia.........