lunes, 5 de agosto de 2013

Clärenore Stinnes LA 1ª VUELTA AL MUNDO

Fue la primera persona en dar la vuelta al mundo en coche, arranco allá por mayo de 1927,  con 26 años, un impoluto palmarés, y acompañada del cámara de cine Carl-Axel Söderström y de dos mecánicos, Stinnes recorrió 48.000 km, de los Balcanes a Normandía, tardando algo más de dos años.

Hija del empresario y político alemán Hugo Stinnes, Clärenore nació a orillas del Ruhr, en la región de Mülheim (Alemania), el 21 de enero de 1901. Criada por su madre en compañía de sus dos hermanos, no tardó en desarrollar una especial afición por la conducción, hasta el punto de tomar parte de incógnito en una competición automovilística en Assen. Allí se hizo con el primero de los 17 triunfos que logró a lo largo de su exitosa y corta trayectoria deportiva, todo ello antes del 25 de mayo de 1927, fecha en la que se embarcó en la aventura de su vida junto al cinematógrafo sueco Carl Axel Söderström.



El Gran Sueño comenzó a gestarse en la difícil carrera “Leningrado-Moscú-Tbilisi-Moscú”, donde fue la única mujer entre 53 participantes y ganó holgadamente. Pero el proyecto de viajar alrededor del mundo, necesitaba algo más que el coraje femenino. Su padre había fallecido, las empresas estaban en manos de sus hermanos varones y la familia le negó el apoyo. Sin embargo su bien ganada fama y apellido, le ayudaron a recaudar los 100.000 Reichsmark que patrocinaron el evento.
Cuando ella conoció el 23 de mayo de 1927 al cámara sueco Carl-Axel Söderström no imaginaba que dos dias despues se enrolaría con ella en la fastuosa aventura de dar la vuelta al mundo. El equipo formado por ellos dos, además de dos mecánicos con un vehículo de material de repuesto fue patrocinado por la industria alemana del automóvil.

La firma automovilística Adler (Águila en castellano) se encargó de la fabricación del Standard 6, un vehículo con un potente motor de seis cilindros y 2.900 centímetros cúbicos. Se trató del primer modelo en Europa que incorporó un sistema de frenado hidráulico. En total, fue capaz de recorrer los más de 48.000 kilómetros de la ruta trazada por Clärenore.


Clärenore Stinnes y el cinematógrafo sueco Carl Axel Söderström se vieron obligados a recibir la ayuda de los nativos para hacer frente a las arenas chilenas del desierto de Atacama, la región más árida de todo el planeta y por donde discurre desde 2009 el Dakar.


El viaje tuvo de todo. En Siberia soportaron 53º bajo cero y lobos hambrientos; en el camino a Bagdad las temperaturas llegaban a 54º a la sombra; en la travesía de Mongolia a China fueron azotados por tormentas de arena, en el desierto de Gobi escaparon por un pelo de los depredadores; en la Cordillera de los Andes tuvieron que usar dinamita para liberar el camino; el coche se rompía una y otra vez y Stinnes y Söderström se hicieron especialistas en cambiar semiejes.

La resistencia y voluntad de esa chica de 26 años parecía no tener fin, y el hombre sentado a su lado la admiraba. Después de 25 meses, 46.758 km, unas 800 fotografías y películas y la vuelta al mundo, Carl-Axel Söderström se animó a declarar su amor y le propuso matrimonio.  Clärenore por supuesto aceptó… ningún otro hombre hubiera superado semejante "road test".  
 
  A su regreso, y tras contraer matrimonio con su compañero de viaje, la joven publicó sus vivencias en 1930 bajo el título Im Auto durch zwei Welten (En automóvil a través de los continentes). Finalmente, la pareja estableció su residencia habitual en Suecia, lugar en el que criaron, además de a sus tres hijos, a varios niños adoptados. Söderström murió en 1976 a los 83 años, ella sobrevivió a su esposo 14 años más.

                                        Estas aventuras fueron llevadas a la gran pantalla de la mano de la directora germana Erica von Moeller en 2008. Con el fin de guardar la mayor similitud posible con la realidad, la cinta, fue filmada tomando por base las imágenes recogidas por Carl Axel Söderström en el documental que publicó en 1931. En cuanto al reparto, Sandra Hüller encarnó el papel de Clärenore, mientras que Bjarne Henriksen interpretó al cinematógrafo sueco que terminó por enamorarse de su compañera de viaje.
"Tenía ganas de explorar lo desconocido…” dijo en su libro “Im durch Auto zwei Welten”.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Alguna sugerencia.........