lunes, 19 de octubre de 2015

Justine Tibesar 22.000 Km, 22 años

Con 22 años se marcó 22.000 Km  en moto de Vietnan a Bélgica… en solitario en 1931. Sin tener ni idea de mecánica tal como declaró a su llegada a los mandatarios de la marca FN de su moto. Una 350cc FN Touring Estándar modelo (M70) 1930.
Justin llego a Saigon después de haber viajado de Estados Unidos a  Japón y China, se le ocurrió la idea de llegar a Bergica por carretera… en moto.
Era el último día antes de la salida programada, en el mismo día compró la moto al distribuidor  FN local  de la ciudad, Justine nunca había conducido hasta  ese momento y no tenía una licencia de motocicleta, la recibió el 13 de marzo de 1931, antes de salir.
El 16 de marzo de 1931, dispuso en su primera etapa  de Saigón a Phnom Penh, allí se estrelló fuertemente y estuvo 10 días  de recuperación en Anghkor /Camboya.
" tenía que quedarme  para proteger a mi moto ante  la curiosidad de los habitantes, que irrumpía con ímpetu interesados por la maquina que invadía su cotidianidad”
Continuo su ruta  a través de Bangkok a Singapur, allí tomó el barco a Calcuta, no había información sobre carreteras transitables en las montañas de Birmania.
En la visita de Srinagar. Subió a  la montaña y se quedó allí por un mes, hasta el 26 de junio.
El tránsito de Cachemira y Baluchistán fue particularmente peligroso. Compró un sidecar para llevar las reservas de agua suficiente, y la gasolina para el viaje a Quetta, ya que antes de llegar,  esta fue destruida por un terremoto.
A su llegada en Persia, en su Douzhab acusó el calor, el cansancio y la baja absorción de agua durante el recorrido difícil, luego sufrió una crisis nerviosa y fue tratada por un médico persa.
Después de su recuperación, siguió con la etapa de Douzhab a  Meched ,  1.000 Km.  en una ruta sólo de  arena, desierto absoluto y lo cruzó atravesando sólo tres pequeños pueblos.
De Meched a Teherán fueron nuevamente 1.000 km  y esta vez el escenario no era mucho mejor. De Teherán a Kermanshah fueron nuevamente 1.000 km. sobre la arena. En Bagdad hubo cólera y arriesgó mucho cuando tubo que estar  en cuarentena, porque quería llegar a Siria.
Evitó el desierto y se dirigió al norte de Mosul, Alepo y Konstantin Opel.

Y finalmente la  travesía a Europa central para llegar a Bélgica, a su regreso, se le presentó a  los líderes FN en planta de FN Herstal. 


sábado, 3 de octubre de 2015

Mary McGee Off Road

Nacida el 12 de diciembre de 1936, en Juneau, Alaska, su familia se mudó a Phoenix en 1944, donde más tarde conoció a su esposo, un mecánico experto que había conducido coches  de carrera en la costa este, y que sería su introducción  a las carreras de coches y motocicletas, poco después de su boda 1956.


Un amigo necesitaba vender una  Triumph Tiger Cub 200 cc,  se convirtió en su primera motocicleta. Ella no sabía nada de las motocicletas, pero estaba dispuesta a aprender.
En 1957, comenzó a las carreras de coches con el Sports Car Club of America (SCCA), se le ofreció una gran variedad de coches, y ganó algunas carreras. Inmediatamente fue reconocible por  su casco de color rosa de lunares, corrió con varios  coches deportivos de Mercedes, Ferrari, Porsche, AC, Corvette, Elva, Jaguar y Lotus, ganando carreras en pistas en Arizona, California y Texas.

Mientras corría con un Spyder de Porche en las carreras de Santa Barbara, California, en 1960, el icono de carreras Vasek Polak le sugirió que debía conducir en motocicleta para perfeccionarse, a lo que ella dijo “está bien…., ¿Por qué no?”
McGee ya era conocida por su destreza de carreras de coches, pero la Federación Americana de Motociclistas (AFM) quería estar seguro de que ella también podría realizarlo en las dos ruedas, por lo que le dijeron que primero tendría que asistir a una prueba. Pasó la audición y se convirtió en la primera mujer en motociclismo de  ruta con una licencia FIM en Estados Unidos - en una 125 Honda CB92, llevando su casco de color rosa de lunares.
No es sorprendente que captó la atención de los medios de comunicación haciendo lo que mejor sabe hacer: ser ella misma, sirvió de inspiración para otros/as.

En 1963, en la fiesta de fin de Año, y con la presencia de varias  estrellas de Hollywood que corrieron con coches y motocicletas, ella recuerda al  actor Steve McQueen diciéndole, "McGee, tienes que  salir al desierto."
El corredor de coches Bobby Harris fue  como un mentor para ella, no pasó mucho tiempo antes de que McGee corriera por el desierto en una Honda CL72.
Harris y otros pilotos celebres  la convencieron para entrar en enduro en el Jawbone Canyon, desierto de Mojave.




El 2 de diciembre de 2012, la leyenda del motociclismo María McGee entró en el centro de atención internacional en la FIM (Federación Internacional de Motociclismo) Gala en Mónaco, para presentar a la Mujer del Año, la española  Laia Sanz. Modesta nunca busca ser  el centro de atención, el legado de McGee es el de una mujer indomable.

Fuentes: