jueves, 22 de diciembre de 2016

Margaret Nagengast ...Temeraria

Margaret Nagengast nació en 1877 en Alemania, se traslado a USA a los 16 años. 

 Batió el record de los hombres en la distancia de 2.000 millas en bicicleta en 1901, se puede decir que en esos días  ella era una celebridad importante. 
   

  • 1900 - World Record, 500 Miles :: 44 hrs, 45 min
  • 1900 - World Record, 1000 Miles :: 99 hrs, 55 min
  • 1900 - World Record, 2000 Miles :: 222 hrs, 5.5 min

A medida que las motos se iban haciendo más populares, era natural que algunas personas hubieran ido mejorando sus aptitudes moteras. Mostraban sus habilidades en los “ motordromes” llamados también “El muro de la muerte”, aumentaron su popularidad durante los años 30 , a los que corrían aquí les llamaban “daredevils”  (TEMERARIOS) corrían a gran velocidad girando por el interior de las paredes de un gran barril ayudados por la fuerza centrifuga.  





http://www.wheelsthroughtime.com/wall-of-death/

Uno de estos primeros pilotos temerarios era Margaret Gast, se llamaba a si misma “the mile a minute galo” Pero no era la única mujer temeraria, Mary Williams o Lilian LaFrancia o Jean Perry corrian por estos muros.

A principios de S.XX las mujeres todavía no estaban demasiado bien vistas como pilotos para la sociedad dominada por los hombres. Cuando Marguerite estaba planificando su viaje record de 5.000 millas en bici, el periódico New York Telegraph la describía como poco femenina y repulsiva. El fiscal de distrito de New York dijo que era “impropio, inmoral e ilegal hacer este tipo de exhibiciones en la via publica” Conducía una motocicleta  Merkel Especial Racer Volador.

Su motocicleta: http://www.theflyingmerkel.com/site/margaret-gast,73.html
Ella era su propio mecanico. En 1920 deja ese peligroso trabajo después de vivir accidentes de compañeros que murieron o quedaron lisiados, o quemados.  En 1922 Abre su propia clínica de la salud para mujeres , fue fisoterapeuta. El negocio fue destruido por el fuego en 1931.




Abrió un Hostal en West Pawling con el nombre “ The Little Dutches Inn” su lista de invitados contenía muchos artistas, trabajo hasta los 84 años como terapeuta de masaje. Murió en 1972.

 En la pequeña ciudad de Maggie Valley, North California, hay un interesante museo del motor (Wheels through time) donde aparece disponible alguna información sobre Margaret.
Entro a formar parte del US Bicycling Hall of Fame Prior, como competidora veterana 1945-1993.



viernes, 2 de diciembre de 2016

Las hermanas Debenham

Nancy y Betty Debenham, fueron  grandes aventureras que disfrutaron muchísimo su motociclismo. Estas hermanas se convirtieron en las chicas de carteles y publicidad de motocicletas de la BSA, en 1927.

Son las autoras del libro 'Motociclismo de la Mujer' fue publicado originalmente en 1928 y refleja un período de oro cuando había más motocicletas en la carretera que los coches, y cualquier persona podia montar en moto a los 14 años sin pasar una prueba o usando un casco.
Nancy ganó una medalla de oro en Brooklands en 1926. Fueron acompañadas a menudo en sus viajes por su pequeño perro Poncho .


Quizás algunos de los fabricantes más ilustrados vio el creciente movimiento de emancipación de la mujer como una oportunidad de abrir un nuevo mercado en un momento en que las ventas de motocicletas se habían sumergido debido a la introducción de coches baratos. 

 Este libro parece ser parte de una campaña concertada de los fabricantes de motocicletas británicas para promover el motociclismo para las mujeres. 

En esta foto aparecen también con Marjorie Cottle
Aunque algunos fabricantes producen modelos para señoras y promovidos por las mujeres en los folletos oficiales de fábrica, esto no se reflejó en las ventas a gran escala. De hecho, las mujeres sólo ocupaban el 4% del mercado en el Reino Unido.




Dos alocadas muchachas a los ojos del común denominador de la población, competían en diversas pruebas de motociclismo en las décadas de los veintes y los treinta.

 Betty y Nancy, aún piloteando poderosas máquinas, no perdían una pizca de su femineidad, tal es el caso que la utilizaban para ir a recolectar flores para adornar su hogar, declarando en sus publicaciones textos como:
"La motocicleta es ideal para la chica de negocios cansada. Salud y placer acompañarán en un bonito fin de semana por el campo o el mar. Puede recoger preciosos ramos de prímulas del bosque en lugar de comprarlos en marchitos racimos de un par de peniques"


Las gemelas Debenham sembraron con sus publicaciones una semilla en el gusto de las mujeres por la motocicleta, que hasta la fecha continúa germinando.

A raíz de ello muchas mujeres comenzaron a pensar que eran capaces de hacer proezas en moto, al fin y al cabo “es una máquina que te lleva y en la que no tienes que hacer más esfuerzos que sufrir el cansancio del viaje”.




Otras Fuentes:
http://expomoto.com.mx/site/publicacion.php?publicacion=1-nancy-y-betty-debenham-dos-hermanas-gemelas-pioneras-en-el-apasionant-Jb39Fz2638


miércoles, 2 de noviembre de 2016

Vivian Bales, La chica estusiasta

Vivian Bales llama la atención por sus 5.000 millas de viaje de ida y vuelta a través del Medio Oeste en 1929.
El modelo B era una 350 cc, monocilíndrico, de válvulas laterales, con un cambo manual de  tres motores de velocidad con una batería, y no un magneto de ignición,  un asiento completamente flotante. Se llevó a cabo para competir con el exitoso modelo de Indian y fue llamado "el tirachinas" para el sonido de su escape. Se vendia por alrededor de $ 235.
Nacio en Florida en 1909 y creció en Albany,  Georgia. Despues de graduarse en la escuela secundaria en 1926 Vivian comenzó a dar clases de baile y costura, eso le dio alegría a sus bolsillos y decidió comprar una Harley DAvison modelo B, su primera motocicleta, monocilindrica de 350 c.c. de válvulas laterales, con un cambio manual de tres velocidades. Aparecio en dos portadas del “The Harley –Davison entusiasta” y por ello fue denominada “La Chica entusiasta”.
Fue la primera chica de la portada de esa revista, en los años 1920 y 1930 se dedico ha algunas acrobacias en moto.
Su primer viaje fue de 300 millas con su amiga Josephine Johnson de Florida.
Con más ganas de aventura y tras su éxito, Bales decide cambiar de modelo de moto, una doble D  habla con el editor de “The Harley –Davison entusiasta diciéndole que le gustaría hacer un viaje en solitario hacia el Norte en su motocicleta.
Su famoso viaje tuvo lugar el verano del 1929, con tan solo 20 años, por cada ciudad a su paso los mandatarios locales y concesionarios de Harley salian a su encuentro para apoyar su paseo. Fueron 78 dias en total, 78 estados, cubriendo cerca de 5.000 millas.
A pesar de no volver a tener otra moto, Bales aseguraba que su experiencia había marcado su vida, era tan importante para ella que cuando falleció el 23 de diciembre de 2001 (cerca de su 93 cumpleaños) ella pidió una procesión de motocicletas en su funeral, cosa que se organizo a través de Flin Rio Harley-Davison de Albany.

“Mi moto me dio la oportunidad de satisfacer mi espíritu aventurero.”

Fuentes: 

viernes, 7 de octubre de 2016

Hélène Dutrieu La flecha humana

Con gran dominio en los saltos, decidió que podría hacer acrobacias con una moto. Su espectáculo en el OLYMPIA de París (1903) recibió el nombre de "LA MOTO INFERNAL".

Hélène Dutrieu nació el 10 de julio de 1877 en Tournai (Bélgica). Su padre era militar y desde niña le gustaba tanto la bicicleta que llegó a participar en competiciones. Con 21 años, en 1898, ganó la Copa Femenina de Ciclismo en Ostende. Representa el apoyo de una familia a las capacidades de la mujer y el gusto por el riesgo. Sus amigos y conocidos la llamaban “La Flecha humana”.


Campeona de ciclismo, pionera de la aviación, conductora de riesgo de vehículos, conductora de autos de carrera, conductora de ambulancia en la guerra, y directora de un hospital militar. Hélène se convierte en una ciclista de pista profesional y en 1895 gana el record mundial de mujeres para la distancia recorrida en bicicleta durante una hora. En 1897 y 1898 gana el campeonato mundial de velocidad en pista de mujeres que se corre en Ostende, Bélgica, y se gana el apodo de "La Flecha Humana". En  1898 gana el Grand Prix d’Europe y ese mismo año gana la Carrera de los 12 días en Londres. Hélène desarrolla una  trayectoria de éxito como conductora de riesgo de bicicletas y motocicletas,  y también como conductora de autos de carrera y conductora de riesgo.


Se aficiono a las motos, dedicándose nada más y nada menos que arriesgados saltos en espectáculos acrobáticos. Fue la inventora de la rampa de salto looping y loop vertical que llego a patentar(patente estadounidense nº 749.607, registrada en agosto de 1903)  después de algunos incidentes, caídas y hospitalizaciones, su número quedó prohibido.

Hélène buscó entonces algo nuevo, y lo encontró en el naciente mundo de la aviación (1908), al que acabo por unirse, batiendo varios récords aéreos.  Su amistad con el pionero brasileño Santos-Dumond le facilito la iniciación.
Fue conocida también como "La chica halcón"

En 1908 se puso en contacto con la fábrica Clément Bayard con una propuesta ITRE el primer piloto de un nuevo avión ligero extra, el Demoiselle.
Su primer vuelo duró sólo unos segundos y termina en un gran charco con un aeroplano completamente destruido ... (la instrucción que se realizaba antes de volar era realmente mínima). Al parecer, esta primera experiencia no le asusta, sino todo lo contrario. Ella realmente aprende a volar, primero con el Demoiselle, luego con Roger Sommer biplano.
En 1910 realiza sus primeras exhibiciones aéreas y Hélène  brilla entre los participantes en la primera reunión en Kiewit Hasselt.

En 1910 se convirtió en la primera piloto femenina en volar con un pasajero y, al poco tiempo, fue la cuarta mujer en el mundo en lograr una licencia oficial de vuelo. De esos tiempos viene lo de chica halcóncapaz de causar escándalos, de sorprendente inocencia vistos hoy día, como cuando afirmó a la prensa que volaba sin vestir corsé, cosa que no gustó a sus contemporáneos. 


Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial ya dejó de volar. A petición del general Febraury ella se hace cargo del hospital ambulancias Messimi antes de convertirse en director del hospital de campaña en el Val de Grace. Después de la guerra se convirtió en periodista 1922 y se casa con Pierre Montier.
Murió  el 26 de junio 1961 en París a la edad de 83 años, después de una vida fascinante lleno de cambios, una vida de valor y espíritu deportivo, que se aprecia tanto como su sentido del humor.


jueves, 22 de septiembre de 2016

1905 silueta S

La moda del siglo XX comienza en el año 1900 con la llamada silueta S, debido al corse que empujaba los pechos hacia arriba, estrechaba la cintura y sus faldas ajustaban la cadera y las ensanchaba en forma de campana al llegar al suelo. En el mundo laboral empiezan a incorporarse los trajes sastre y el corte con influencia masculina para las mujeres.

 Los vestidos seguían siendo largos, cubrían los zapatos, las plumas y los encajes hacían furor; destacaron los grandes sombreros, con infinidad de adornos y ornamentos. La moda prácticamente solo fue seguida por las clases altas y medias. En 1908, la silueta fue mucho más recta, sin marcar tanto la cintura, y se produjo una oleada de orientalismo debido a los diseños de Paul Poirett y los ballets rusos.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Elspeth Beard La vuelta al Mundo en BMW

Sintió la llamada motorista a los 16 años, después de que un amigo le enseñara a montar en moto en la llanura de Salisbury.
Su primera moto fue una Yamaha 100 y pronto se graduó a una Honda 250. Se encontró cómoda para moverse por Londres, pero, después de un tiempo, sintió la necesidad de algo más grande. "He trabajado durante meses en un bar y he guardado dinero para comprar mi BMW"


Con 24 años, en el año 1980, se compró una BMW R60 del año 74 con 45.000 km y comenzó a viajar por Escocia e Irlanda. Combinaba su afición a la moto con los estudios de arquitectura y, además, trabajaba en un pub en el centro de Londres para costearse la carrera y para pagar sus viajes.

La primera etapa de su gran viaje fue de Londres a Nueva York, pagó 99 libras por su billete y 175 por enviar la moto en un cajón. Desde allí viajó a Canadá, atravesando después todos EE.UU hasta llegar a México y vuelta a los Ángeles para embarcar hacia Australia. Mientras llegaba la moto ella recaló en Nueva Zelanda, recorriendo el país a pie.

En Sydney se le terminaron los fondos y estuvo trabajando en un estudio de arquitectura, ahorrando para poder continuar el viaje. Después de varios meses viviendo en un garaje, no sólo consiguió ahorrar sino que, en su tiempo libre, se construyó unas maletas de aluminio para su BMW.


Cerca de Townsville tuvo el primer accidente del viaje: una caída en un camino de tierra que la dejaría bastante tocada pero, afortunadamente, su determinación de seguir el viaje seguía intacta. Su casco, un Bell, le salvó la vida. Pasó dos semanas en un hospital antes de continuar hacia el Norte y luego dirigirse al Sur por el desierto interior, visitando Ayers Rock (Monte Urulu) y la llanura Nullarbor hasta Perth.

Desde Perth la moto viajó en barco a Singapur pero Elspeth no se quedó sentada en el puerto de destino a esperar su llegada, dedicó ese tiempo a explorar Indonesia a pié.

En Singapur sufrió un nuevo golpe pero este de índole bien distinta, un robo. Todos sus documentos desaparecieron: pasaporte, visados para los países que iba a atravesar, documentos de importación de la moto… todo. Se vio obligada a permanecer allí durante seis semanas mientras conseguía reponer toda la documentación.

Pero Elspeth no se rindió ante la adversidad y, una vez  tuvo los nuevos documentos en la mano se dirigió a Tailandia y Malasia atravesando Chiang Mai y el Triángulo Dorado.
Atravesó Birmania, cosa que hoy resulta imposible y, al volver a Penang para embarcar la moto a India, tuvo su segundo accidente a causa de un perro que salió corriendo tras un camión. Ella y su moto acabaron chocando contra un árbol. Esta vez, aunque con diversas magulladuras quedó, más o menos, intacta. Esto la detuvo durante quince días. Pero, como siempre, el destino le deparaba una sorpresa porque las dos semanas de recuperación las pasó con una familia pobre tailandesa, la familia en cuyo jardín estaba el árbol contra el que había chocado. “Ellos no hablaban una palabra de inglés ni yo una palabra de thai”.
Elspeth se sorprendió al ver algunos restos del perro que había matado en la cocina de la casa y aún más al saber que, lo que faltaba, ya se lo habían comido entre todos, ella incluida.
 “Entendí por qué estaban dispuestos a cuidar de mi: les había procurado alimento para varios días


Ella misma reparó la moto “saqué el cilindro, enderecé los vástagos lo mejor que pude y envolví el cilindro en juntas para obtener la suficiente compresión”.
En India rodó por Calcuta y Katmandú donde se encontró con sus padres después de dos años. Quedaron sorprendidos al verla tan delgada y desmejorada. En Katmandú conoció a Robert, un holandés que viajaba también en BMW y decidieron que harían el viaje de regreso juntos. Pero antes aún tuvo tiempo de recorrer parte del Himalaya caminando y de recorrer en solitario la India.

Salir de la India fue una pesadilla. El asalto al templo sij de Amritsar (cerca de la frontera con Pakistán) y el asesinato de Indira Gandhi por su propio guardaespaldas sij, habían puesto al país patas arriba. Como resultado se requería un permiso especial para pasar por la región del Punjab pero, lo que los políticos habían decretado, los funcionarios tardaron en ejecutarlo. Esto trajo consigo que un numeroso grupo de ciudadanos estuvieran esperando durante semanas por un permiso administrativo que aún no existía. Al final, harta de esperas y de aquella situación kafkiana, Elspeth se fabricó su propio permiso para poder salir del país. Como los guardias de la zona del Punjab sabían de la exigencia del permiso pero nunca habían visto ninguno, la treta surtió efecto y pudo, por fin, entrar en Pakistán.
Después de atravesar Pakistán, Elspeth y Robert llegaron al Irán post-revolucionario con un visado de tan sólo siete días para atravesar el país. Las carreteras eran buenas, con un asfalto impecable pero estaba enferma de hepatitis y apenas podía mantenerse en pie. La marcha se retrasaba de forma agónica.
Sin freno trasero a causa de una fuga de aceite sobre el tambor, enferma y portando su casco Bell a modo de burka durante todo el día (la confundían con un hombre), llegaron a la frontera turca tan sólo dos horas antes de que expirasen los visados.
En Turquía pasó un tiempo recuperándose y reparando la BMW. Cuando salió de Inglaterra Elspeth era una mujer joven, hermosa y atractiva que pesaba 65 kg. Al llegar a Turquía mostraba las cicatrices de un viaje duro y apenas pesaba 40 kg.
Recuperada física y anímicamente regresó a Europa después de tres años y 70.000 km. El motor de la BMW se desarmó y se reconstruyó por completo dejando la moto en orden de marcha hasta la actualidad.

Elspeth Beard aún monta en moto y ha sido propietaria de varias BMW. Después de una R 1100 GS, regresó a las clásicas con una R 80 GS de 1998 básica, de las últimas de su especie. Además tiene una R75/5 del 74 en estado impecable y una Yamaha Serow (XT) para sus salidas al campo.
Después de la vuelta al mundo terminó su carrera de arquitectura y se ha dedicado a ello hasta hoy. Algunos de sus proyectos son verdaderamente espectaculares. Podéis visitar su web profesional en http://www.elspethbeardarchitects.co.uk/


Aquí podeis ver un vídeo que encontré en youtube, donde ella misma habla de su aventura:


Otras fuentes: 




jueves, 1 de septiembre de 2016

Laia Sanz, Quien tiene la voluntad tiene la fuerza

Me deleitado con la lectura de este libro, una historia de la carrera mas dura del mundo del motor, el Rally Dakar, (y mi favorita) contada por Laia Sanz, de como llego al TOP 10 en esta prueba.

Para mi, todos los participantes de esta prueba son EXCEPCIONALES, todos. Pero que una mujer logre ese puesto es especialmente emocionante para mi.

He descubierto una mujer que aunque cauta es muy entusiasta, aunque tímida también intrépida, aunque prudente también arriesgada. He conocido etapas de esa carrera y anécdotas muy curiosas. Momentos duros alli vividos por todos los participantes y particularmente vividos por Laia. Gracias por contárnoslos.

Me alegro de que tengas unos padres con "mente abierta" Laia y que tuvieras las mismas oportunidades que tu hermano. La Historia habla por si sola...nos han cerrado circuitos, nos han prohibido montar en moto, nos han negado licencias, nos han expulsado de carreras, nos han censurado, hasta nos han prohibido vestirnos con pantalón y encima !nos multan por ello!...lo dicho la historia habla por si sola. Por supuesto hoy dia, (gracias a Dios...o no sé a quien) ya no es tanto así. Te preguntas en el libro (varia veces) ¿porque son las mujeres las que te animan con ese fervor? para mi está claro, estas pisoteando todos esos prejuicios, estas tirando por tierra muchas formas de ver las cosas, estas callando bocas y liberando mentes.
Quizas yo no soy capaz de hacerlo, pero ademas de voluntad y fuerza, gracias a ti, soy más libre para decidirlo.


Nada de "motero" o "motera". Yo soy motorista. Me gusta esa palabra porque significa "persona que practica el motorismo"... y punto pelota. Tu le das el máximo significado a esa definición.


Por todo ello he disfrutado mucho con este libro, porque ademas me apasionan las motos y su mundo, y quizás por eso también he llorado, y mucho, leyendo este libro..... de alegría y de emoción.
Solo espero que nos cuentes tu aventura cuando seas el numero 1 del Dakar.

Para conocer más sobre Laia Sanz: http://www.laiasanz.com   (atención al palmares)