martes, 19 de abril de 2016

Taru Rinne la Primera Dama

Taru Rinne de Turku en Finlandia es la primera mujer en el mundo que ha obtenido puntos en el Campeonato Mundial de Velocidad. Ella es también la primera y única mujer en Finlandia compitiendo a nivel Mundial.

En 1985, con 16 años Taru obtuvo su licencia de conducir moto y empezó a correr en B-125cc. Lo estaba haciendo tan bien que al año siguiente ya estaba compitiendo en las categorías de 125cc A-clase y fue cuarta. En los próximos años Taru compite en las carreras del Campeonato de Europa, donde su mejor resultado fue sexto. En 1988, además de competir en carreras del Campeonato de Europa  también participó en algunas competiciones del Campeonato Mundial y obtuvo sus primeros puntos acabando 14 con su Honda RS 125 en el Gran Premio de Francia en el circuito Paul Ricard (44.23 segundos detrás del ganador Jorge Martínez).

Logró 23 puntos en el campeonato de 1989, sin duda, ella es oficialmente "la Primera Dama" del Campeonato Mundial de Velocidad.


Su amor a la pista comenzó a los 4 años  en el karting, gano el campeonato finlandés de karting en 1979 por delante del renombrado Mika Häkkinen que pasó a competir en F1, y Mika Salo. No importaba si estaba lloviendo o nevando, compitió en carreras en hielo y motocross, no se rendía y daba vueltas y vueltas a la pista. En 1983 obtuvo el primer puesto de nuevo dejando Häkkinen en segundo lugar, sin embargo, se le quitó el título y le fue prohibida  la competición por un año, por el uso ilegal de combustible! Esto finalmente terminó su prometedora carrera de karts. (delito menor, típico cada año, por lo que, por lo general no se retiraban los resultados, aunque ese año si.)

El mejor resultado de Taru es del año 1989, cuando fue séptima en el Gran Premio de Alemania en Hockenheim y 17 en la clasificación final con 23 puntos.



En 1991 ocurre un mal accidente en Paul Ricard (Francis) Taru se rompe los dos tobillos, intenta recuperarse rápidamente y seguir compitiendo tan pronto como le sea posible, sin embargo, una carta recibida de Bernie Ecclestone supone una de las mayores decepciones de su vida, no se le permite  competir hasta 1992. Esto puso fin a su carrera, sin embargo, parece que compitió de nuevo, a nivel nacional, y en el campeonato alemán 1993, donde obtuvo muy buenos resultados, lo que ella más admira es su 11º lugar, que alcanzó dos veces en carreras del Campeonato de Alemania, donde corrió en 1992-1993. "Corrimos con una motocicleta básica. Habíamos puesto a punto las motos nosotros mismos y había chicos muy difíciles en la competencia."
   
Taru era activa  viajaba por todo el mundo. En un principio, sus padres le ayudaron económicamente. "Sin la ayuda de mis padres yo no habría sido capaz de correr en absoluto."

Ser la única mujer en carreras era beneficioso para ella, la prensa escribía, y se le hizo fácil encontrar patrocinadores. Pero después de la prohibición del tabaco, los patrocinadores de carreras ya escaseaban y comenzaron los problemas de dinero.
Por lo general, Taru tenía un mecánico con ella, aunque no era raro  verla arreglar la moto por si misma."Puedo con la carrera, pero no estoy segura de si puedo cambiar pistones tan bien, aunque a veces tenía que hacerlo”
Taru viajaba sola con su  Mercedes 508 donde tenía sus motos de carreras, la cama y una pequeña cocina detrás del coche. Ella piensa que la vida paddock fue fantástico. Cocinaba para ella y lavaba la ropa, pero conseguía ayuda cuando la necesitaba. También pasó mucho tiempo con amigas compañeras de otros corredores.

Corrió toda su carrera activa en la categoría de 125cc. Su objetivo era entrar en la categoría de 250cc pero los accidentes bloquearon  el camino. En 1989 Taru hirió su rodilla cuando alguien pasó por encima de ella en Assen. Fue operada un par de veces y siempre se lo arregló antes de que comenzara la carrera pero le dolía todo el tiempo. También tuvo problemas financieros que obligaron a Taru a abandonar  las carreras después del campeonato alemán.
La primera Dama de moto GP.


"En 1989 la presencia de una mujer se convirtió en algo exótico; cuando Taru Rinne irrumpió en el Mundial se arremolinaban para verla de cerca, casi como si fuera un bicho raro, mirando esos ojos maquillados que brillaban dentro del casco."

Otras fuentes:
http://driving.ca/mclaren/auto-news/news/f1-bosss-sexist-quip-on-women-drivers-is-just-sad