jueves, 18 de abril de 2013

Un salto al vacio

El primer salto

No puedo comparar con nada esa sensación, con más motivo al ser la primera vez que salto. Imposible equiparar la excitación que produce, el verte con el mono puesto, el arnés, el ruido del motor de la avioneta, el paisaje desde la altura (unos 3.000 metros), el viento, el día tan espléndido….
Todo se presento como un divertido fin de semana y simplemente acompañaría a unos amigos a lanzarse en paracaídas, pero el día anterior ya me insinuaron que podría intentar saltan en “tándem” y que no necesita el curso que ellos estaban haciendo. Y ahí empezó a rondar en mi cabeza…
Así que por la mañana temprano desayunamos, nunca todos juntos porque el camino del WC siempre estaba ocupado, y entre risas llegamos al aeropuerto de Córdoba. Nos recibe el equipo de Skydive Cordoba que tienen las casetas justo al lado de la entrada del aeropuerto.
Si excelente era el grupo que se preparaba para saltar, extraordinario es el equipo que prepara los saltos, monitor, ayudantes, radio-control, piloto, todos. Un ambiente magnifico era el que se respiraba, y eso se nota desde primer momento. Ya nos confirmaron que podríamos saltar en tandem si había tiempo, así que me dedique a ver pasar la mañana acompañando a mis amigos saltadores.



Ellos realizarían un salto en paracaídas en automático a unos 1300m de altitud (aprox.) Me divertí muchísimo viendo las caras del antes y del después....


Estuvimos viendo algunos vídeos de saltos.... y fue con uno de ellos que me iba a mondar de la risa, no me deja cargar el vídeo pero aquí os pongo la  captura de  algunas imágenes, de caretos, y vaya caretos,
¿le habéis visto la cara al pánico? no? pues aqui esta:




En la última foto parece que se esta agarrando a la avioneta jajajjajajaj!
¡¡¡me parto!!"!!!! 
(Pero bueno, como yo digo: el que quiera que se ponga, a ver que cara pone....)

Transcurre la divertida mañana y pronto llega  el momento, un salto en tandem a mas de 3.000m de altitud con el "hacedor de sueños", el  experimentado Paco, su seguridad, la tranquilidad y la confianza que transmitía fue una carta clave para decidirme a saltar.
Pero primero lo hace mi amigo el pintor:

 La cara de satisfacción, goce y deleite no tiene precio , los 40 segundos en caida libre (aprox.) no es para menos....

 Yo fuí la ultima del día, no habia mejor forma de celebrar las 4 décadas de mi DNI, así que vamos...

El largo paseo en avioneta hasta llegar a esa altitud también lo disfrute, aunque no es comparable al subidón....


 Una voltereta más.....!!!


Me dijeron los que estaban en tierra que mi grito se escuchó, me faltaba aire en los pulmones para gritar sobre Córdoba, pero sobre todo... quien mejor lo escuchó... fui yo..... (y el pobre Paco que lo aguantó)

UUuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!

Disfrutando de las vistas

Aquí, sí que estaba como las amapolas....
Gracias a todos, a los que por su culpa llegue ese día al aeropuerto de Córdoba, y a todo el equipo humano de Skydive que lo hicieron posible, por trasmitir esa fantástica energia contagiosa, espero poder volver hacerlo y repetir, y sobre todo espero volver contar con vosotros.


4 comentarios:

  1. Debe ser fascinanteee! Ahi te llevas otra experiencia màs para añadir en el curriculum de tu vida.
    Que serà lo proximo? Mantennos informados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tu ya estas apuntada para el siguiente salto!!! como tu dices...es una experiencia, y vaya experiencia...
      (gracias por comentar)

      Eliminar
  2. Apasionante experiencia así como tu descripción, y genial la foto "como las amapolas". Y para la próxima una sugerencia, ¿un descenso a una fosa submarina?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajajja!! a una fosa marina???? jajaj no me deis ideas!!!! primero tendre que tener algun contacto inicial con el submarinismo no? y eso si que lo estoy mirando....jajjaja

      Eliminar

Alguna sugerencia.........