miércoles, 2 de noviembre de 2016

Vivian Bales, La chica estusiasta

Vivian Bales llama la atención por sus 5.000 millas de viaje de ida y vuelta a través del Medio Oeste en 1929.
El modelo B era una 350 cc, monocilíndrico, de válvulas laterales, con un cambo manual de  tres motores de velocidad con una batería, y no un magneto de ignición,  un asiento completamente flotante. Se llevó a cabo para competir con el exitoso modelo de Indian y fue llamado "el tirachinas" para el sonido de su escape. Se vendia por alrededor de $ 235.
Nacio en Florida en 1909 y creció en Albany,  Georgia. Despues de graduarse en la escuela secundaria en 1926 Vivian comenzó a dar clases de baile y costura, eso le dio alegría a sus bolsillos y decidió comprar una Harley DAvison modelo B, su primera motocicleta, monocilindrica de 350 c.c. de válvulas laterales, con un cambio manual de tres velocidades. Aparecio en dos portadas del “The Harley –Davison entusiasta” y por ello fue denominada “La Chica entusiasta”.
Fue la primera chica de la portada de esa revista, en los años 1920 y 1930 se dedico ha algunas acrobacias en moto.
Su primer viaje fue de 300 millas con su amiga Josephine Johnson de Florida.
Con más ganas de aventura y tras su éxito, Bales decide cambiar de modelo de moto, una doble D  habla con el editor de “The Harley –Davison entusiasta diciéndole que le gustaría hacer un viaje en solitario hacia el Norte en su motocicleta.
Su famoso viaje tuvo lugar el verano del 1929, con tan solo 20 años, por cada ciudad a su paso los mandatarios locales y concesionarios de Harley salian a su encuentro para apoyar su paseo. Fueron 78 dias en total, 78 estados, cubriendo cerca de 5.000 millas.
A pesar de no volver a tener otra moto, Bales aseguraba que su experiencia había marcado su vida, era tan importante para ella que cuando falleció el 23 de diciembre de 2001 (cerca de su 93 cumpleaños) ella pidió una procesión de motocicletas en su funeral, cosa que se organizo a través de Flin Rio Harley-Davison de Albany.

“Mi moto me dio la oportunidad de satisfacer mi espíritu aventurero.”

Fuentes: